Capítulo 1 Nochebuena de 2051 Me fui

De pronto tuve la sensación de que ya no me gobernaba, que no me pertenecía, de que algún ente ajeno y supremo me relevaba en las riendas, y me concedía, indulgente, una última prórroga para darme tiempo a entender que aquello era el final, que a mis noventa y un años mi hora había llegado, y que aquellos momentos eran puro regalo porque hacía ya un rato que no me correspondían.

En mucho menos de un segundo supe que me iba, que terminaba una etapa que debía cerrar para poder abordar la siguiente, y que si no lo hacía, no avanzaría.

Así que me abandoné a mi suerte, y me fui con la tranquilidad de saber que no desaparecía, sino que sólo me iba: Comprimí mi vida en un instante, que abarcó todos los momentos que sólo luego supe que me había tocado vivir.  Comprimí mi vida en un instante y en ese instante me fui. Y hoy, desde la paz de este sitio donde no hay lugar para la angustia ni razón para sufrir, me dispongo a contarles cómo se sucedieron algunos de los lances que conformaron lo que fue mi existencia.

Capítulo 2 «El primer trauma de mi vida»

2 Comments
  • Jota 58
    Posted at 13:04h, 01 enero Responder

    Buen comienzo

    • Tito Garraf
      Posted at 15:39h, 08 enero Responder

      Gracias! Contento de que me leas y que opines. Feliz año 🙂

Post A Comment